Estados Unidos elogia a España por su liderazgo en energías renovables

Paula Dobriansky, subsecretaria de Estado para Asuntos Globales y Democracia de Estados Unidos y jefa de la delegación de ese país en las negociaciones del Protocolo de Kioto, ha elogiado a España por su posición de liderazgo mundial en energías renovables, lo que representa un modelo «eficaz y limpio» en la lucha contra el cambio climático.

Dobriansky, se ha destacado por defender y representar el bloqueo de Estados Unidos al Protocolo de Kioto durante los últimos ocho años de la Administración Bush.

Sólo ha sido reconocida en una ocasión en estas negociaciones, con un largo aplauso cuando en la última Cumbre del Clima de Bali, tras 16 horas de retraso y una noche en blanco, decidió adherirse al consenso ya logrado por los 192 países firmantes del Convenio de lucha contra el cambio Climático de la ONU.

La subsecretaria de Estado ha permanecido dos días en Madrid para participar en un seminario sobre el futuro del sector energético. “España es líder mundial en energías renovables. Una de cada dos grandes empresas eólicas son españolas. Iberdrola dijo que iba a instalar 500 megawatios de energía fotovoltaica, y ya lleva 1.704 megawatios. Abengoa está construyendo la mayor planta de energía solar en Estados Unidos. Su nación es la que más investiga y tiene mayor crecimiento en energía fotovoltaica”, declaró sobre España.

Sin embargo, y pese a los elogios, Dobriansky nada aclaró sobre un cambio de actitud de Estados Unidos con respecto al Protocolo de Kioto. Consciente de que en diciembre asistirá a su octava y última Cumbre del Clima en Poznam, Polonia, ya en calidad de funcionaria saliente de la Casa Blanca, acertó a señalar que no iba a dejar nada atado a los funcionarios que la sustituyan.

Aún así, sólo tuvo buenas palabras hacia su papel y el de su país en las negociaciones del Protocolo de Kioto, y restó importancia a la posición unilateral y de aislamiento internacional que definen la posición de Estados Unidos en este ámbito: “Bush siempre ha dicho que la lucha contra el cambio climático era muy importante. En enero anunció que en el año 2025 Estados Unidos dejará de crecer en emisiones”.

Dobriansky afirmó que los dos candidatos a la presidencia tienen posiciones comunes acerca del cambio climático, aunque ninguno de ellos ha definido los objetivos nacionales que debe asumir Estados Unidos para reducir sus emisiones. Considera que para combatir el cambio climático hay que diversificar el origen de la energía con el uso de las renovables y otras, pero también con la nuclear.

Por último, Dobriansky se mostró preocupada por los impactos del calentamiento global en el Ártico y la Antártida, y adelantó que en las próximas semanas habrá un anunció de Washington en este sentido.