Máquina que Convierte Bolsas de Plástico en Combustible

Las bolsas de plástico son uno de los principales enemigos del medio ambiente. No sólo están fabricadas con petróleo, sino que llenar los tiraderos, vuelan para todos lados y tardan cientos de años en descomponerse. Muchas unidades del mundo ya han prohibido su uso, pero en general se siguen usando y parece que seguirán entre nosotros por muchos años.

En un esfuerzo para enfrentar este problema de millones y millones de bolsas en la basura, el inventor japonés Akiniri Ito ha creado una máquina que convierte las bolsas de plástico de plástico en combustible en un proceso de carbón negativo. La máquina, que ya está siendo vendida en Japón, calienta el plástico y atrapa el vapor en un sistema de tuberías, en donde el vapor es enfriado y condensado en petróleo crudo. Este petróleo crudo puede ser usado en generadores, y con un paso más de refinería podría ser convertido en gasolina.

La súper eficiente máquina puede procesar medio kilo de bolsas de plástico en casi un litro de petróleo usando un kilowatt de electricidad.

Obviamente cuando el petróleo se quema emite CO2, pero este proceso permite usar el mismo petróleo dos veces, y si ese kilowatt de electricidad lo generamos con una energía renovable creo vamos en ganancia.