Energía en México

En 2009, los combustibles fósiles participaron en el 73% de la producción de energía eléctrica, la energía primaria que es aquella que se obtiene directamente de la naturaleza a través de un proceso de extracción, como el petróleo, gas y carbón. Las renovables, excluyendo a las hidroeléctricas, con apenas el 2%. Esto indica, entre otras cosas, que la dependencia de México hacia los combustibles fósiles es alta y hace que casi el 28% de las emisiones totales de CO2 de país provengan de la generación de energía, o sea, 195.6 millones de toneladas.

De ese total, el sector de generación de electricidad contribuyó con 112.5 MtCO2e. De no cambiar de forma radical la manera en que obtenemos, transformamos, almacenamos y consumimos la energía, las emisiones de CO2 serán cada vez mayores y con ello los impactos del cambio climático.

Dichos impactos, traducidos en lluvias torrenciales, sequías, aumento del nivel del mar o pérdida de biodiversidad, nos reiteran dramáticamente que hay que cambiar la forma en que generamos y usamos la energía. Y en este cambio, optar por las energías renovables aparece como la mejor alternativa, desde el punto de vista ambiental, económico, social y de seguridad.

Con la Revolución energética, se promueve una solución integral para el problema de la energía y el cambio climático. Sólo mediante formas audaces se puede pasar de un escenario de más de lo mismo (petróleo, carbón) a otro sustentado en el aprovechamiento de las fuentes de energía limpias y renovables.

generacion de energia en mexico

.