Coches Solares

Actualmente ya existen en el mercado algunos trasportes que utilizan energía solar como por ejemplo los barcos, pero los coches solares aun no se han convertido en una opción para remplazar a los coches convencionales de combustión interna. Los coches solares actualmente se construyen y utilizan para competencias de carreras y ejercicios de ingeniería, a menudo son patrocinados por los gobiernos estatales o empresas privadas interesadas en el desarrollo de la tecnología de los coches solares.

Un coche solar funciona con el mismo principio que una casa que cuenta con paneles solares, las celdas solares absorben la energía del sol y la aprovechan para convertirla en electricidad.

Por lo general en los coches solares cuentan con celdas solares que son instaladas en el techo del coche utilizando la mayor superficie posible para una mayor captación de rayos del sol.

Algunos coches solares dirigen la electricidad generada directamente a un motor eléctrico, y otros la envían a una batería donde se almacena la energía y luego es utilizada a cualquier hora del día.

Una pregunta frecuente de los coches solares es ¿se puede conducir un coche solar de noche? La respuesta es si, ya que para eso existe el banco de baterías que se cargan durante el día, el coche por la noche utiliza la energía almacenada para proporcionar fuerza a su motor eléctrico.

Así como también lo hacen los coches 100% eléctricos una de las ventajas de un coche solar es que trabajan en silencio y no producen contaminación acústica.

La energía que proviene del sol es gratis y tiene vida útil ilimitada, pero los paneles solares no lo hacen y no son muy baratos. Sin embargo, los precios de los paneles solares han ido disminuyendo conforme la tecnología evoluciona, se convertirá en una tecnología accesible para casi cualquier persona. Además, la vida útil de un módulo solar es de aproximadamente 30 años, que es más que suficiente teniendo en cuenta la vida útil de un coche normal.

Un coche solar por lo tanto no utiliza combustible, es decir no deberemos de volver a cargar ni un deposito, ni siquiera enchufarlo a una toma de corriente eléctrica como lo necesita un coche eléctrico. Además, imaginas cuantos gases nocivos puedes ahorrar con un coche solar sin utilizar una gota de gasolina durante digamos 30 años, es una gran contribución para el medio ambiente.

La realidad es que faltan muchos años para que se puedan utilizar los coches solares a gran escala, se necesita una mucha mayor eficiencia, pero eso no quiere decir que sea una alternativa muy prometedora para los coches normales e inclusive para los coches eléctricos.