Bolsas Que Convierten El Agua Turbia En Agua Potable En Sólo Unos Minutos

La crisis del agua puede parecer que no inminente para las personas que viven en las partes más desarrolladas del mundo, pero el problema es ya un motivo de gran preocupación para los miles de millones que viven en otras partes, donde el agua potable es poco menos que el oro. Esta es la razón por la que vemos mentes innovadoras que proponen soluciones asequibles para limpiar el agua, que pueden transformar la vida en las zonas rurales. Con una mentalidad similar Procter & Gamble han mostrado una gran solución, sin fines de lucro, que consiste en unas bolsas que pueden convertir el agua turbia en agua limpia para beber, cocinar y bañarse, en tan sólo unos minutos.

Cada bolsa, que contiene un polvo, con componentes químicos que no han sido revelados, pueden purificar alrededor de 10 litros de agua. Lo único que el usuario tiene que hacer, es verter la mezcla en el agua y esperar a que el residuo se asiente. Una vez que esto sucede, el agua se puede filtrar a través de un paño de algodón y se puede utilizar para beber en unos pocos minutos. Todo el proceso, que tarda sólo de 20-30 minutos, podría prevenir, en estas aéreas, las comunes enfermedades transmitidas por el agua sucia.

Las bolsas cuestan alrededor de 10 centavos de dólar cada una y cada uno de los filtros es suficiente para las necesidades diarias de agua potable de una familia de cinco personas. Procter & Gamble se ha asociado con diferentes organizaciones benéficas de todo el mundo para distribuir cerca de 200 millones de bolsas al año a partir de 2013.

bolsas que hacen que el agua sea  potable