Trabajando Para Conseguir Una Recarga Más Rápida para los Coches Eléctricos

Uno de los principales inconvenientes de los vehículos eléctricos es su tiempo de recarga ya que en promedio tardan 9 horas para obtener una recarga del 100%, lo que en la práctica en una vida cotidiana tan apresurada como la actual significa una absoluta eternidad y no menos. Por esta razón hay empresas especializadas que han comenzado a desarrollar electrolineras, es decir, módulos de recarga de vehículos eléctricos, que permitan que un vehículo eléctrico pueda recuperar el 80% de la carga de su batería de litio en solo 20 minutos.

El primer paso hacia una recarga inmediata

De acuerdo a General Motors se han estado aplicando una serie de pruebas tanto de software como de hardware que permitan encontrar el método adecuado para recargar las baterías mucho más rápido que lo que tardan en los centros de recarga actuales. Los proveedores que están participando son ABB, Aker Wade, Eaton e IES.

De acuerdo a la directora de Política Avanzada de Comercialización de Vehículos de GM, Britta Gross, esta cooperación sin precedentes entre los fabricantes de vehículos y los proveedores servicios de recarga eléctrica muestra la madurez de esta importante tecnología que sirve para impulsar los vehículos eléctricos.

Todos o ninguno

Se prevé que los primeros vehículos que recibirán el beneficio de la recarga rápida sean el Chevrolet Spark y el BMW i3 aunque existe el interés por parte de fabricantes como Ford, Chrysler, Daimier, Volkswagen, Audi y Porsche por hacer que sus vehículos eléctricos se abastezcan en estos postes, lo que estaría estandarizando los centros de recarga o electrolineras en todo el mundo y eso sería una muy buena noticia para los dueños de los vehículos eléctricos porque entre otras cosas eso significaría un crecimiento exponencial de centros de recarga por todas las ciudades más importantes por lo que tener un vehículo eléctrico dejaría de ser una cuestión de conciencia casi estoica y marginal debido a lo difícil que es encontrar lugares de recarga públicos actualmente y los que hay siguen tardando mucho en brindar una recarga completa, sino que se convertiría en un acto cotidiano tan común como poseer un auto convencional al que cada vez más ciudadanos comprometidos con la defensa del medio ambiente pudiéramos aspirar.

Reducir el tiempo de espera en la recarga de los vehículos eléctricos no es tan insignificante como podría parecer ya que es uno de los obstáculos a superar para avanzar en la masificación de esta tecnología. Popularizar el uso de los vehículos eléctricos demostrando que cada vez son más sus beneficios que sus inconvenientes es un paso más, decisivo y contundente en la batalla contra la emisión de CO2 y de gases de efecto invernadero, porque esta es una batalla colectiva, una batalla en la que ganar no es una opción; es el único camino, una batalla que si perdemos pondrá a nuestros hijos y a sus hijos en la encrucijada de tener que dejar de vivir y conformarse con sobrevivir en un planeta tan agonizante como asfixiado.

cargarapida