PlanetSolar concluye la expedición TerraSubmersa ¡y se pone rumbo a Venecia (Italia)!

Terrasubmersa, la misión arqueológica dirigida por la Universidad de Ginebra (UNIGE) a bordo del MS Tûranor PlanetSolar terminó el viernes pasado, después de casi un mes en Grecia, de los cuales 11 días fueron dedicados exclusivamente a la ciencia. El objetivo de la expedición era explorar los paisajes prehistóricos que han sido sumergidas por las aguas en el Golfo Argólico (Grecia), e identificar las huellas de la actividad humana. A bordo del MS Tûranor PlanetSolar y un buque de investigación griego, el Alkyon, los científicos tomaron mediciones geofísicas y realizaron excavaciones subacuáticas en la bahía de Kiladha. El 23 de agosto, el mayor barco de energía solar en el mundo se puso rumbo a Venecia (Italia), su siguiente y última escala de 2014.

Planet Solar se va de Atenas
Planet Solar se va de Atenas

Desde el 28 de julio, el MS Tûranor PlanetSolar ha viajado a través de Grecia como parte de la expedición liderada por TerraSubmersa de la UNIGE. Esta misión se dividió en dos fases. La primera consistía en introducir el trabajo de los arqueólogos entre las autoridades públicas y locales a través de una serie de eventos organizados a lo largo de las tres paradas (Eretria, Atenas, Napflio), mientras que la segunda fase se dedicó exclusivamente a la investigación arqueológica en el Golfo Argólico.

“La espaciosa superficie del catamarán habitables y su independencia energética completa, así como su bajo calado y gran maniobrabilidad hicieron una plataforma de trabajo óptimo para los investigadores. Una vez más, el MS Tûranor PlanetSolar ha demostrado que es una base ideal para la investigación científica, y reafirma sus muchos usos versátiles”, Declaró el capitán del barco, Gérard d’Aboville.

PlanetSolar está extremadamente satisfecho con esta misión. En cada parada, el barco fue recibido con entusiasmo por el público, y llamó la atención de las autoridades griegas. Así, más de 2.000 personas atravesaron la calzada del catamarán. Por otra parte, PlanetSolar tuvo la oportunidad de dar la bienvenida a las figuras políticas locales a bordo, incluyendo Konstantinos Tassoulas, el ministro de Cultura de Grecia, Giannis Maniatis, el ministro griego de medio ambiente, energía y cambio climático, así como la esposa del primer ministro griego, Antonis Samaras. En el lado suizo, PlanetSolar también notablemente dio la bienvenida Walter Steinmann, director de la Oficina Federal de Energía (OFEN).

Actualmente, la nave y su tripulación están navegando en dirección a Venecia. Se espera que echen el ancla en la Ciudad de los Dogos el 4 de septiembre.

Los resultados preliminares de la Expedición TerraSubmersa

Esta expedición griega-suiza, encabezada por UNIGE en colaboración con el Laténium de Neuchâtel, el Servicio Griego de Antigüedades Submarinas, la Escuela Suiza de Arqueología en Grecia, y el Centro Helénico de Investigación Marítima, destinada a explorar los paisajes prehistóricos que han sido sumergidas por las aguas del Golfo de Argólida, con el fin de asignarlos y para identificar cualquier rastro potenciales de la actividad humana.

Al final de la última glaciación, hace unos 20.000 años, el nivel del mar era mucho más bajo de lo que es hoy. Mediante la cartografía de los paisajes que han desaparecido bajo el agua, los arqueólogos esperan entender la dinámica a través del cual se poblaron las zonas costeras. En la expedición TerraSubmersa, la investigación se centró en la cueva Franchti, situada en la orilla norte de la bahía de Kiladha, que fue utilizado por cerca de 35 mil años, desde el Paleolítico hasta el Neolítico.

“Recolectamos datos fantásticos, cuyo análisis se llevará dos años de trabajo”, dice entusiasmado Julien Beck, jefe científico de la expedición. “Los resultados preliminares son alentadores”.

De hecho, mediante la asignación de los fondos marinos, los investigadores encontraron paleoplayas que datan de diferentes periodos de la Prehistoria. Todos los indicios llevan a pensar que estas playas fueron visitadas por los usuarios de la cueva Franchti, en el que los científicos recuperaron conchas y huesos de pescado. Por otra parte, las fallas que indican cambios tectónicos en el Golfo Argólico se han detectado con el eco-sonar instalado a bordo del barco de energía solar. Estos fallos podrían explicar la diferencia en la profundidad de las paleoplayas.