Las Celdas Solares más Finas de la Historia

La energía solar será una de las principales fuentes de energía del futuro junto con otras renovables, de eso no hay duda. Lo interesante es ver como una tecnología que lleva ya muchos años en desarrollo sigue avanzando y poco a poco se implementa en nuestro día a día, cuando menos nos demos cuenta estaremos rodeados de energía solar. ¡vivimos en una época fascinante!

La energía solar ya es muy utilizada en todo el mundo. Los paneles solares ya no son una novedad, pero también es verdad que todavía no podemos instalarlos en cualquier lado. Actualmente un panel solar convencional pesa 1 kilo por cada 15 vatios (aprox) Esto quiere decir que hoy, aunque ya existen los cargadores solares, no existe una tecnología solar realmente eficiente que podemos llevar con nosotros.

Las celdas solares más finas de la historia

Un grupo de Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts-MIT, trabajan en el desarrollo de unas nuevas celdas solares que revolucionarán por completo la forma en que aprovechamos la energía solar. Según los investigadores estamos hablando de los paneles solares más finas conocidos hasta la fecha.

celdas_solares

Las nuevas celdas solares pesan 400 veces menos que las convencionales, y además son flexibles. Son tan finas que se podrían integrar a cualquier material sin que lo notemos o cambie el el comportamiento o funcionamiento.

Eso quiere decir que podríamos vestir unos jeans llenos de pequeñas celdas solares de gran eficiencia que nos puede brindar energía sin que lo notemos. Podríamos ponerlas incluido hasta en una hoja de papel.

¿Qué tan finas son en realidad?

Para demostrar y entender que tan finas son las nuevas celdas solares, los investigadores colocaron una de las celdas sobre una bruja de jabón.

¿Cómo lo están logrando?

Las celdas solares que puedes encontrar en el mercado están hechas de tres partes por separado. Una parte es la celda solar que absorbe la luz, el sustrato en el que se aplica y una capa protectora que protege a la celda del entorno.

Es esta última capa de protección la que añade mucho peso a todo el panel solar. Los investigadores del MIT, lo que pretenden es unir esas tres partes en un único proceso y creadas con el mismo material.