COREA DEL SUR, LA NACIÓN DEL AGUA INTELIGENTE.

Corea del Sur puede ser conocida como una compañía productora de energía electrónica como Samsung y LG, pero también está ganando reputación por sus esfuerzos en agua inteligente.

Un nuevo informe de la Asociación Internacional de Recursos Hídricos (IWRA) ha enumerado 10 ejemplos de características de gestión inteligente del agua (SWM) y de Corea del Sur no en uno, ni en dos sino en tres sistemas diferentes.

A través de una combinación de medidores de agua inteligentes y tecnología de información y comunicación (TIC), el país ha logrado aumentar el consumo y la confianza en el suministro público de agua.

A continuación, veremos por qué Corea del Sur está golpeando con los pesos pesados ​​no solo en términos electrónicos, sino también en la gestión inteligente del agua.

1 – Paju se está convirtiendo en una ciudad de agua inteligente

A pesar de la disponibilidad casi universal de agua potable de alta calidad en Corea, la tasa directa de consumo de agua del grifo en Corea es de solo un 5%. La principal razón por la que los coreanos no beben directamente el agua del grifo es la desconfianza debido a las preocupaciones sobre el envejecimiento de las tuberías, el presunto olor y el sabor del agua del grifo.

Como resultado, Korea Water Resources Corporation (K-water) introdujo el concepto ‘Smart Water City’ (SWC) con el objetivo de aumentar el consumo de agua del grifo. Entonces, ¿qué es SWC? En resumen, en una Smart Water City, las TIC se integran en todo el proceso de suministro de agua, desde el tratamiento hasta la toma de agua. Las personas pueden verificar directamente en tiempo real el estado del proceso de suministro de agua del grifo y la calidad de la misma.

Los resultados hablan por sí solos: en Paju Smart City, el consumo de agua del grifo aumentó sustancialmente del 1% al 36.3 % en un período de tres años. Una combinación de tecnología de TIC y sensores en tiempo real se utilizaron colectivamente junto con la participación del personal de tierra.

K-water informa que la confianza pública en el agua potable también ha aumentado al utilizar el concepto SWC.

2 –El éxito de Seosan con la medición inteligente.

El proyecto de la ciudad de Seosan implica la adopción de medidores de agua inteligentes. La ciudad quería adoptar el sistema después de las medidas de sequía en 2016 y un proyecto piloto de medición inteligente en el área de Goryeng, de enero a mayo de 2015.

Las ambiciones para el proyecto incluyeron la reducción de las fugas de agua y la mejora de las tarifas sin ingresos mediante el uso de la medición remota, los medidores inteligentes y las TIC. Tras las instalaciones tecnológicas, los datos de uso del agua por hora se entregan de forma inalámbrica.

¿Y los resultados? Los resultados del proyecto muestran una disminución de 190,000 metros cúbicos de agua por año en las fugas. Financieramente, K-water estima que esto ayudará a ahorrar USD $ 590,000 en los próximos ocho años. También se ha dicho que la satisfacción del cliente ha mejorado, ya que las quejas se pueden manejar con prontitud utilizando los datos por hora.

El informe dice: “La medición inteligente permite un suministro de agua sostenible al reducir las fugas y ahorrar agua y energía. Cuando el suministro de agua se reduce o limita por la sequía u otros desafíos, se necesita un nuevo desarrollo de recursos hídricos para suministrar agua de manera estable “.

3 – Kit de herramientas de Hydro inteligente

Corea del Sur se enfrenta con regularidad a desastres relacionados con el agua, como inundaciones extremas y sequías. Para abordar esto, el país ha realizado grandes esfuerzos para resolver la variabilidad temporal y regional a través de la construcción de represas multiusos y sistemas de suministro de agua multiregionales.

Después de esto, K-water construyó un sistema científico de operación fluvial que une los ríos en las cuencas de conexión hidrográficas. Esto incluía un kit de herramientas de Hydro inteligente (K-HIT por sus siglas en inglés) para proporcionar un sistema integrado de gestión del agua dirigido por las TIC.

K-HIT tiene cinco funciones: adquisición de datos hidrológicos en tiempo real, pronóstico de precipitación, análisis de inundaciones, suministro de agua de reservorio y generación de energía hidroeléctrica.

Al usar K-HIT, K-water afirma que puede minimizar los daños de las inundaciones al almacenar más agua durante la temporada de inundaciones y puede prevenir las sequías al suministrar agua almacenada durante la estación seca.

A través de la introducción de K-HIT, K-water dijo que ha podido hacer frente de manera efectiva a las inundaciones ocurridas en 2012, 2013 y 2015.

Una hoja de ruta inteligente de agua

El profesor Jinyoung Jung, de la Universidad de Yeungnam, Daegu y representante del Korean Water Cluster, dijo: “Una de las razones por las que el agua inteligente ha progresado tan rápidamente en Corea del Sur es que las tecnologías basadas en las TIC son muy sólidas. Además, uno de los impulsores clave para la adopción de proyectos de agua inteligente es el interés del gobierno actual en la Cuarta Revolución Industrial “.

Patrick Lavarde, presidente de IWRA, dijo: “El gobierno de la República de Corea y K-water han promovido Smart Water Management en las últimas décadas al respaldar y desarrollar soluciones innovadoras para los desafíos actuales del agua que se enfrentan en el país y en todo el mundo”. Agregó: “Espero que este informe aliente a las empresas de servicios de agua, industrias y usuarios de todo el mundo a avanzar en la implementación de soluciones de SWM, para lograr un gran éxito en la resolución de los desafíos actuales del agua que enfrentamos “.

El Dr. Haksoo Lee, Director Ejecutivo de K-water, agregó: “Podemos ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en todo el mundo mediante la adopción de SWM donde se necesitan mejores estrategias de gestión del agua, y al establecer directrices y una hoja de ruta para que SWM realice una transición hacia una gestión de uso del agua más sostenible en el futuro “.

MICROPLÁSTICOS: EL CONDIMENTO DE NUESTROS ALIMENTOS.

MÉXICO DEBE APOSTAR POR ENERGÍAS RENOVABLES