Impulsan el cultivo del árbol Kiri que podría frenar el cambio climático

Conocido como el “árbol Emperatriz”, el árbol del Kiri se ha convertido en uno de los más populares dado que tiene propiedades relacionadas con la producción de CO2 y con el hecho de crecer más rápido que otros árboles, muchas personas han hablado de la revolución del Kiri, el árbol que puede salvar al mundo.

En diferentes países como Argentina, comenzaron con la siembra de este benéfico árbol, una de las zonas pioneras fue la provincia de San Luis. En México, a través del proyecto “Siembra Esperanza Tanquiñan” en San Luis Potosí, comenzaron con la siembra del famoso “Kiri”, que se está llevando este árbol a casas particulares, escuelas, ranchos y donde así sea solicitado.

Propiedades.

Las propiedades del árbol Kiri son:

    • Consume más CO2 y produce más O2, que el resto de las especies arbóreas debido a sus grandes hojas y características metabólicas, llegan a capturar un promedio 21,7 kg de CO2 y devuelve 5,9 kg de O2 al día.
    • Es el árbol de más rápido crecimiento de todas las especies conocidas, llegando a un crecimiento de hasta 2 cm/día, logrando una altura de 6 m en un tiempo de entre diez meses y un año y medio, observándose una etapa inicial muy acelerada y sorprendente.
    • Es una especie notablemente resistente a plagas y enfermedades. Esto se debe a su bajo contenido de aceites y resinas.
    • El árbol cuenta con raíces profundas, perfectas para la estabilidad, lo que lo hace fuerte y confiable, y perfecto para crecer en áreas con pendientes pronunciadas donde los árboles normalmente no crecen.
  • Se adapta a suelos contaminados con sustancias sintéticas o hidrocarburos, y recupera sus propiedades aportando nitrógeno y oxigenándolos, por la acción expansiva de sus raíces de desarrollo vertical y profundo.

Esta planta puede ser la respuesta a la fuerte contaminación por la deforestación indiscriminada en la que se ha visto el mundo en nuestros tiempos.