Miles de crías de pingüino emperador se ahogaron en la Antártida

En los últimos años ha caído drásticamente la población de pingüinos emperador en la Antártida. Lo más grave es que, según los investigadores, los pingüinos adultos no muestran señales de que estén intentando restablecer la población.

Un estudio científico del British Antartic Survey explica que el continente antártico sufre una fuerte crisis relacionada con la reproducción del pingüino. Explica que las tormentas rompieron los glaciares y que esto afecta el período de incubación de estos animales.

Casi todas las crías, de una de las colonias más importantes de pingüinos emperador, murieron debido al derretimiento de su hábitat en los últimos tres años. Era en el pasado la segunda colonia más grande de pingüinos emperadores del mundo.

Según dice Peter Fretwell, coautor del estudio, “el hielo marino que se ha formado a partir de 2016 no ha sido tan fuerte”.

Las imágenes satélitales, estudiadas por el Centro Británico de Investigación de la Antártida (BAS), han mostrado claramente un fracaso catastrófico en la reproducción de esta especie en Halley, ubicado en el Mar de Weddell.

Esta catástrofe muestra el impacto que el calentamiento en la Antártida podría tener sobre los pingüinos. Ya que, la población de esta especie se podría reducir entre un 50% y 70%.

El pingüino emperador juega un rol muy importante en la cadena alimenticia, según explica a la BBC Michelle LaRue, ecologista de la Universidad de Canterbury, en Nueva Zelanda.

El futuro de estos pingüinos es incierto. Ya que, si el hielo marino se sigue rompiendo de manera acelerada, las aves jóvenes no tendrán las plumas adecuadas para comenzar a nadar.